Divisor ondulado

Historia de un Invento

COBY-1, proceso de construcción

Corría el mes de Abril del año 1978, mi padre (que en paz descanse) sufría una grave dolencia que le impedía moverse de la cama del hospital, lo que además, apenas le permitía poder asearse, ya que el hacerlo le resultaba de un esfuerzo y trabajo muy incómodo y doloroso, al vivir esa situación y ese sufrimiento, tanto para él como para mí y su entorno, pensé en hacer una camilla para coger a enfermos y personas impedidas. Recorrí medio mundo visitando hospitales, Estados Unidos, Suecia, Dinamarca etc., preguntando ¿cómo se coge a un paciente? ¿cómo lo lavan? ¿de qué manera hacían sus necesidades? En mi vida he visto tanto sufrimiento por los encamados con todas las llagas producidas como consecuencia de la inmovilidad y continuo rozamiento con la cama.

Imaginación y Manos a la Obra

COBY-1, proceso de construcción

De regreso a mi tierra, lo primero que hago es ponerme manos a la obra y hacer la camilla en los talleres de aprendizaje del Colegio de los Salesianos, en Santa Cruz de Tenerife. Desgraciadamente no pude terminar a tiempo, mi padre falleció en Julio de ese mismo año. Sin embargo, continúe adelante con el proyecto, y tan solo unos meses después, en noviembre, pude terminar la camilla y probarla cogiendo una mujer (con huesos de cristal), resultando un éxito total, la Sra. dirigiéndose directamente a mi, dijo ¿me están cogiendo los brazos de los ángeles? Esta prueba se hizo en el Hospital Militar de Santa Cruz de Tenerife, bajo la dirección del Dr. Manuel Parres.

La constancia lo puede todo

COBY-1, proceso de construcción

Como tenía mucho trabajo por aquel entonces, en mi actividad profesional, la camilla se quedó en un rincón de mi garaje, hasta que pasaron 40 años. Y ahora, es cuando viene la segunda historia que me lleva a la actualidad.

Hace unos cuatro años, el entonces Presidente del Cabildo de Tenerife, gran amigo mío, D. Ricardo Melchior, sufrió un grave accidente de tráfico, esto le llevó a estar un largo tiempo en cama debido a sus fracturas y contusiones. Un día voy a visitarlo a su casa; en ese momento, se encontraban con él tres personas para desplazarlo de la cama a un carrito de impedidos y, cuando estos especialistas se fueron, le dije:
¡¡Ricardo!! Yo tengo una camilla para coger a enfermos impedidos ... , me mira y, lógicamente (pues ni él ni nadie había oido hablar hasta entonces de tal maravilla), se lo toma a broma.

Al día siguiente, domingo, fui a verlo otra vez, pero, esta vez, llevando las fotos de mi camilla cuando se estaba realizando (de hacía casi 40 años). Al verlas, me mira y me pide disculpas diciendo ¡increíble!!. .. ¿La tienes patentada?, le contesto que no, que han transcurrido muchos años y por diferentes motivos ahí se ha ido quedando, que además con la tecnología que hay actualmente esto ya estará superado.

El esfuerzo ve sus frutos

COBY-1, proceso de construcción

Días más tarde, me comunica mi buen amigo que, por lo que él ha visto, en el mundo no hay nada ni que se le parezca.
Sigo investigando y, efectivamente, en ningún país figura algo ni parecido a mi camilla.
Por lo que decido seguir adelante con el actual proyecto, y lo patento en la PCT con el nº ES/2016/070512 universal, obteniendo resultados satisfactorios y, estando actualmente prácticamente terminado el prototipo, decido presentarla en la exposición de la 47 TH INTERNATIONAL EXHIBITION OF INVENTIONS GENEVE.

Mi gran satisfacción personal

COBY-1, proceso de construcción

Concluiré diciendo que recientemente he visitado la feria Medica2018, en Düsseldorf, la más importante del mundo de material y provisiones medicas, hospitalarias y farmacéuticas, por lo que tengo la gran satisfacción y el enorme orgullo de poder decir que, a día de hoy, no hay nada, de tanta ayuda y necesidad para personas con movilidad reducida, tanto en hospitales como en domicilios particulares, ni siquiera parecido.

El Inventor

Manuel Borgues Belza - Inventor camilla robótica COBY-1

Manuel Borges Belza, profesión, diseñador de máquinas desde el año 1970, finalizando sus estudios en la escuela
de Ingeniería y Diseño Industrial de ULM (Hannover, Alemania).
El invento se trata de una camilla robótica para recoger personas con movilidad reducida, siendo esta factible
para las personas encamadas, que se encuentran en: hospitales, geriátricos y personas particulares en general, tetrapléjicos, parapléjicos, obesidad mórbida y recién operados.

Lacamilla COBY-1, fue presentada en la exposición "47 TH INTERNATIONAL EXHIBITION OF INVENTION GENEVA" (Suiza).

Siendo premiada con:
✺ La medalla de oro del certamen.
✺ La medalla de oro de Rumanía por ROMANIAN ASSOCIATION FOR ALTERNATIVE TECHNOLOGIES A.R.T.A. SIBIU
✺ La placa de plata por el gobierno español de la oficina de patentes y marcas A LA MEJOR INVENCIÓN DE ESPAÑA 2019

Esta web utiliza cookies, ver ➥ [ Política de Cookies ]    ver ➥ [ Política de Privacidad ] Si continúas navegando estás aceptando nuestras Cookies.